DECRETO 156/2003, de 10 de junio, de regulación de las oficinas de la Generalidad de Cataluña en el exterior.

Sección:Disposiciones Generales
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

DECRETO

156/2003, de 10 de junio, de regulación de las oficinas de la Generalidad de Cataluña en el exterior.

El Decreto 355/2001, del 24 de diciembre, por el que se han reestructurado parcialmente diversos departamentos de la Administración de la Generalidad de Cataluña, creó la Secretaría de Relaciones Exteriores adscrita al Departamento de la Presidencia, la cual tiene atribuida la función de coordinar e impulsar la actuación de la Administración de la Generalidad de Cataluña en su proyección exterior, la coordinación de la participación en la política europea del Estado y la planificación y coordinación de la política de cooperación al desarrollo.

El ejercicio de las competencias propias del Gobierno de la Generalidad de Cataluña comporta el ejercicio de su dimensión exterior y, por lo tanto, a menudo requiere la presencia del Gobierno en el exterior, con la finalidad de ofrecer un servicio más eficaz y eficiente, y al mismo tiempo garantizar la proyección exterior de Cataluña, en el ámbito estricto de estas competencias.

En materia de cooperación al desarrollo y de solidaridad internacional, de acuerdo con lo establecido en la Ley 26/2001, del 31 de diciembre, se ha previsto un incremento progresivo de recursos destinados a la cooperación y del número de proyectos financiados desde la Administración de la Generalidad de Cataluña. Por esta razón, es cada vez más evidente la necesidad de impulsar la política de cooperación a través de oficinas situadas en el exterior, de manera que permitan realizar un seguimiento más cercano de los proyectos mencionados y detectar las necesidades de las áreas consideradas prioritarias.

En el ámbito económico, la creciente internacionalización de la economía catalana y de la movilidad del mercado laboral también reclaman la presencia de oficinas exteriores que permitan ofrecer apoyo y realizar el seguimiento de los proyectos empresariales y de las inversiones, así como coordinar las tareas de orientación y selección laboral en los países de origen. La proyección turística y la promoción de la cultura catalana en el exterior también justifican la apertura de oficinas.

Con el fin de intensificar las actividades que se desarrollan desde los casals catalanes, y con la finalidad de impulsar las relaciones de la Generalidad de Cataluña, de la sociedad y de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA