DECRETO 223/2013, de 10 de septiembre, de los Premios Nacionales de Comunicación de la Generalidad de Cataluña.

Fecha de Entrada en Vigor:12 de Febrero de 2009
Sección:Disposiciones Generales
Emisor:DEPARTAMENTO DE LA PRESIDENCIA
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Los Premios Nacionales de Comunicación de la Generalidad de Cataluña, actualmente regulados por el Decreto 21/2009, de 10 de febrero, tienen por objeto premiar aquellas trayectorias profesionales, institucionales o empresariales que hayan destacado en los campos de la radiodifusión, la televisión, Internet, las telecomunicaciones, la prensa escrita, la publicidad y la comunicación de proximidad. Se sigue así la línea iniciada con el Decreto 85/1999, de 23 de marzo, por el que se crearon los Premios Nacionales de Radiodifusión, de Televisión y de Telecomunicaciones de la Generalidad de Cataluña, que se modificó por el Decreto 114/2000, de 20 de marzo, para añadirle el Premio Nacional de Internet y para prever la posibilidad de premiar una trayectoria profesional.

En el momento actual, sin embargo, diversas circunstancias hacen aconsejable introducir cambios sustanciales en el concepto y en la gestión de estos premios que implican la necesidad de darles una nueva regulación.

En primer lugar, hay que tener presente que, pese a sus conexiones innegables, los medios de comunicación, por un lado, y las telecomunicaciones y servicios de la sociedad de la información, por el otro, se pueden reconocer hoy en día como dos realidades diferenciadas, por lo que es difícil insertarlas en una misma convocatoria de premios. Desde su creación, los Premios Nacionales de Radiodifusión, Televisión, Internet, Prensa, Comunicación de proximidad y Publicidad se han otorgado, de forma casi sistemática, a los contenidos y los creadores de contenidos, haciéndose patente en todas las ediciones que el Premio Nacional de Telecomunicaciones, por su carácter más tecnológico, tenía un difícil encaje. Por otra parte, el avance constante de las tecnologías de la información y la multitud de nuevas herramientas -hardware y software- que aparecen periódicamente ponen en evidencia que el medio por el cual se transmite y se recibe la comunicación no es más que el instrumento, mientras que, en el ámbito de los medios de comunicación, el contenido sigue siendo lo que puede destacar de un medio, de una persona o de un programa. Esta diferencia se ve reflejada en la separación funcional, dentro del ámbito de la Administración de la Generalidad, entre la relación con los medios de comunicación y las políticas sectoriales de comunicación, atribuidas al Departamento de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA