LEY 9/1999, de 30 de julio, de apoyo a las selecciones catalanas.

Sección:Disposiciones Generales
Rango de Ley:Ley
 
CONTENIDO
Dia ri Oficia l de la G ener alitat d e Cat alunya N úm. 2948 – 9.8.1999 10715
aut orización faculta p ara int itular lo s título s,
capít ulos y ar tículos d el text o único .
Segunda
Las co rresp ond iente s consign acione s pre su-
puestarias del Departamento de Cultura y de la
Secre taría G ene ral de l Dep orte d eben consti-
tuir el prim er p resup uest o de l Conse jo Ca talán
del D epo rte.
Tercera
Qu edan d erogad os el tít ulo IV d e la Le y 8/
1988, de 7 d e abr il, del de por te, y to das las d is-
posiciones que se opongan a lo establecido en
la presente Ley.
Cua rta
La p rese nte L ey en tra en vigo r al d ía siguie nte
de su publicació n en e l Diari Of icial de la Ge-
neralitat de C atalunya.
Por tanto, ordeno que todos los ciudadanos
a los que sea de aplicación esta Ley cooperen
en su cumplim ient o y que los tr ibun ales y au to-
rida des a lo s que corr espon da la haga n cump lir.
Pala cio de la Gen eralid ad, 30 de julio de 1999
JORDI PUJO L
Presidente de la Generalidad de Cataluña
JOA N M. PU JA LS I VA LLVÈ
Consejero de Cultura
(99.210.057)
LEY
9/1999, de 30 de ju lio, de apo yo a las seleccio nes
catalanas.
EL P RE SIDE NTE
DE L A G ENE RA LID AD DE CATA LU ÑA
Sea n otorio a todo s los ciudad anos qu e el
Parlamento de Cataluña ha aprobado y yo, en
nom bre d el Rey y d e acue rdo co n lo qu e esta -
blece el art ículo 33.2 d el E statu to d e au tono mía
de C atalu ña, pr omulgo la siguien te
LE Y
Preámbulo
La G ene ralid ad t iene co mpe tencia exclusiva
en e l campo d el dep orte y e l ocio, ta l como se
esta blece en el artícu lo 9.29 del E statut o de
aut onom ía de Cata luña , asum iendo así el m an-
dat o que el art ículo 43.3 de la Co nstitu ción es-
pañ ola de 1978 hace a los p ode res pú blicos p ara
que fomen ten la edu cación física y el de por te y
facilite n la ut ilización a decua da de l ocio.
Cataluña es un país en que el deporte ha es-
tad o y está fuer teme nte arra igado , y a men udo
ha tenido un papel de vanguardia en la promo-
ción y la práctica del dep orte y la educació n
física. A sí, varias fe der acione s dep ort ivas cata -
lana s y distint as seleccion es nacio nales d e Ca-
taluña han sido pioneras en su actuación, así
como en la introducción de nuevos deportes en
el ám bito e stata l.
En la act ualida d, el d epo rte individ ual d e elite
y las sele ccione s nacion ales d e un o u o tro depo r-
te q ue pa rticip an en comp eticion es int erna cio-
nales o de gran importancia tienen una reper-
cusión popular y un eco internacional de gran
rele vancia que no ha y que ignor ar y q ue r equ iere
la at ención de lo s pode res p úblico s de la G en e-
ralid ad.
El d eseo d el dep orte cata lán de disfrut ar d e
representación internacional establece un ob-
jetivo muy ar raiga do en el tie mpo . Ya en e l año
1900 un e quipo de cin co re mero s cata lane s par-
ticipó en los J uegos O límpico s de Pa rís de fo r-
ma n o oficial y co mo r epr esen tant es de l Club de
Re gatas d e Barce lona. E n el a ño 1913 el d ele-
gado españ ol del C OI a utor izó la con stitució n
del p rimer Com ité O límpico Cata lán co n la in-
ten ción de conse guir su in clusión en los J uego s
Olím picos d e Ber lín de 1916, que fuer on su spen -
dido s debid o a la Prime ra G uer ra M undia l. En
el mism o 1916 el CO I d irigió un a cart a a la Fe-
der ación A tlética C atalan a ofrecién dole un
pue sto de d elegado con der echo a asistencia ,
rep resen tació n, voz y vot o en las reu nion es del
Com ité O límpico Int ern acion al. En 1922 se cre a
el segu ndo C OC, ba jo el no mbre de Co nfede -
ració n D epor tiva d e Ca talu ña, co n per sona lidad
juríd ica pro pia, ot orga da po r la ap rob ación d e
sus est atut os po r par te de l gobe rna dor d e Bar-
celona de aquella época. Aquel mismo año la
Con feder ación recib ió la C opa Olímp ica cre ada
por el CO I par a pre miar a la en tidad que ca da
año más se h ubie ra sign ificado e n el t rab ajo pr o
desa rrollo d el depo rte. Nu nca ningu na otra
ent idad e spañ ola h abía r ecibid o est a distin ción.
El m ismo bar ón de C ouber tin, en su libro
Mem oria Olím pica, cita en varias oca siones
Cat aluña co mo pa ís integr ante d el movim ien-
to o límpico d e acu erd o con su doct rina “un p aís
olímp ico y una nació n no siemp re co rresp ond en
a un estad o”. Ya e n ago sto de 1920 el pe riod ista
Jose p Elie s i Jun cosa ma nifesta ba, e n el pe rió-
dico La Veu de Cataluñ a, que el m ismo ba rón
de C oube rtin había acogid o con sa tisfacció n la
dem anda de B arcelo na d e or ganizar los Ju egos
de 1924 y q ue ha bía co mun icado a l CO C que la
cuest ión de l reco nocim iento de C atalu ña co mo
miem bro d el CO I figura ría en el or den d el día
de la XVIII sesión de l Comité Inte rnacion al,
junt o con la ir landesa . Desp ués, dur ante la II
Re pública espa ñola, e l dep orte catalá n volvía a
ten er Fe deració n Cat alana de R ugby en las re-
unio nes con stitu yent es de su hom ólogo inte rna -
ciona l (FIR A) y un mie mbro en el C omité Ge-
ner al de e sta F ede ració n, de sde 1934 ha sta 1940.
Es p or esto s motivo s y por la larga tr adición
de p articipa ción inte rnacio nal del d epor te ca-
talá n, y a fin de da r cum plimie nto a est e com pro-
miso h istórico y p osibilitar la part icipación y
pre sencia de Ca talu ña e n cua lquier tipo de co m-
pet ición d epo rtiva , desde una conce pción unive r-
sal de l depo rte, d e sus prin cipios y valo res, qu e
se re quier e la a decu ación a esta s nece sidad es de
la Le y 8/1988, de 7 de abril, d el dep ort e.
Ar tículo 1
Se mo difica la le tra r del a par tado 2 del a rtí-
culo 3 d e la L ey 8/1988, de 7 d e ab ril, de l dep ort e,
que queda redactada del siguiente modo:
“r) Pro mover y d ifundir el depo rte ca talán
en lo s ámbito s supra auto nómicos, a sí como la
par ticipación de las sele cciones cat alanas e n
esto s ámbit os.”
Ar tículo 2
Se mo difica el a rtícu lo 19 de la Le y 8/1988, de
7 de a bril, de l dep ort e, que que da r eda ctado del
siguien te mo do:
“1. Las fede racione s depor tivas cata lanas
pue den so licitar la inte gració n com o miem bro s
de la s corr espon dien tes fe der acion es de ámbit os
supr aauto nómicos y e n otra s entida des a los
efect os de pa rticipar, d esarro llar y orga nizar
activid ades d epo rtivas e n est os ámb itos, e n los
tér minos q ue e stab lezcan las re spect ivas nor mas
esta tuta rias y su a plicación .
”2. Las fede racio nes de por tivas ca talan as de
cada mod alida d dep ort iva son las re pre sent ant es
del r espect ivo dep orte fede rado catalá n en lo s
ámb itos sup raau tonó micos. E s funció n pro pia
de la s feder acion es de por tivas cat alan as la cr ea-
ción, e l fomen to y e l impulso de la s seleccion es
cata lanas d e las r espect ivas mo dalida des o dis-
ciplina s depor tivas con la finalida d de pa rtici-
par en aco nte cimient os de cualq uier á mbit o de
cará cter o ficial o am istoso, se gún pr oceda .
”3. Las nor mas y r eglame nto s de las fe der a-
cione s depor tivas supr aauto nómica s sólo son
aplica bles a la s fede racion es de port ivas cat ala-
nas, y si co rrespo nde, a sus clubes y e ntida des
afiliad as, en ma teria disciplinar ia y comp etiti-
va, cua ndo a ctúen o par ticipen en co mpet icio-
nes o ficiales de los ám bito s supr aaut onó micos.”
Ar tículo 3
Se añ aden nue vos apa rta dos, 3, 4 y 5, al a rtí-
culo 25 d e la Ley 8/1988, d e 7 de a bril, del d e-
por te, con el siguien te te xto:
“3. Es comp eten cia de la s federa ciones d e-
por tivas cat alan as la ele cción d e los d epor tista s
cata lanes q ue in tegra ran las sele cciones ca tala -
nas, lo s cuale s debe n est ar p rovist os de la cor res-
pon dient e licencia feder ativa . Tienen la con si-
der ación de de por tista s cata lane s, a ta les efe ctos,
los na cidos en Cat aluña y los qu e haya n ad qui-
rido la vecind ad civil e n est e te rrito rio, d e acu er-
do co n las no rma s gener ales d e aplica ción. L os
clube s debe n facilita r la a sistencia a las con vo-
cato rias de los dep ortist as seleccio nado s.
”4. Las seleccio nes ca talan as pu ede n utiliza r
el him no y la b ande ra de Cata luña en las co m-
pet iciones o ficiales en las que part icipen.
”5. Las fede racion es cat alana s, por razon es
histó ricas, cult ura les, dep ort ivas y de vecinda d,
deb en fom ent ar d e for ma esp ecial, e n la m edid a
en q ue las r espe ctivas r eglam enta cione s comp e-
titiva s lo per mitan , la coop eració n y la coo rdi-
nació n con la s entid ade s depo rtiva s de los p aí-
ses de lengu a cata lana , pro movie ndo seleccio nes
conju ntas, in tegr ada s por d epo rtist as de lo s res-
pect ivos paíse s, en co mpet icione s depo rtiva s.”
Ar tículo 4
Se añ aden lo s apar tados 3 y 4 a l artículo 26
de la Ley 8/1988, de 7 de a bril, de l dep orte , con
el siguie nte t exto:
“3. La Un ión d e Fe der acione s De por tivas d e
Cat aluña goza d e cap acidad juríd ica ple na pa ra
el de sarrollo de sus o bjetivos ge nera les, enca-
mina dos a la búsq ueda y la pr opue sta d e accio -
nes co munes p ara la m ejora y d esarro llo del
dep orte cata lán y pa ra su fomen to e xterio r y la
pro moción d e la activid ad de la s seleccione s
dep ortiva s catala nas.
”4. La Un ión d e Fe der acione s De por tivas d e
Cat aluña, a fin de da r cump limiento a sus ob -
jectivo s genera les, desar rolla, en tre o tras, las
siguien tes act ividade s y funcion es:
”a) La p romo ción y rep resen tación del de -
por te fed erad o de C atalu ña en su conju nto.
”b) La co labor ación y part icipació n con lo s
orga nismos p úblico s y entid ade s privad as en el
desa rrollo y mejo ra d el dep ort e en ge ner al y de
Dia ri Oficia l de la G ener alitat d e Cat alunya N úm. 2948 – 9.8.199910716
la act ividad física y dep ortiva en e dad e scolar y
del deporte de ocio.
”c) La divu lgación d e la cu ltura y los pr inci-
pios d el mo vimient o olím pico y e l esta blecim ien-
to d e relacio nes con toda cla se de o rganismo s
y ent idade s dep ortiva s de t oda s part es qu e per-
sigan lo s mismos fin es.
”d) El fo mento exter ior y la pr omoció n de
la act ividad d e las sele cciones d epo rtivas ca ta-
lana s o de lo s clube s dep ortivo s fede rado s y sus
dep ortista s, con el a poyo de la Secret aría G e-
ner al del D epo rte.
”e) La p romo ción d e la inst itucio nalizació n
de co mpeticio nes y activid ades int eraut onó-
micas o inter nacio nale s que perm itan la pr oyec-
ción e xterio r de C atalu ña.
”f) El ase sora mien to d e la Se cret aría Gen era l
del D epo rte , en la s mate rias d e su co mpe tencia .
”g) Velar po r la in stitucio naliza ción d e com-
pet iciones y a ctivida des int era uto nómica s o in-
ter naciona les que p ermita n la pro yección de
Cat aluña como p aís dep ortivo .”
Ar tículo 5
Se sust ituye e l apart ado 1 d el art ículo 46 de
la Le y 8/1988, de 7 de a bril, del d eport e, que
queda redactado del siguiente modo:
“1. La A dm inistr ación de por tiva d e la
Generalidad tiene por objeto, en el campo del
dep orte de e lite y de alto nivel, imp ulsar, pla ni-
ficar, rea lizar el se guimien to y, en su caso, ges-
tion ar la for mación in tegra l y la contin ua me-
jora depo rtiva de lo s depo rtist as seleccio nad os.
Re aliza est a tar ea d irecta men te en sus cent ros
de t ecnificació n y de alto rend imien to, a sí como
med iante e l asesora miento y las ayuda s a las
fede racion es y otr as ent idade s depo rtiva s, y el
esta blecimien to del r égimen d e colab oración
con lo s corresp ondien tes or ganismos d epor ti-
vos, sea cual fue ra su ámb ito t errit oria l. En cada
caso, e stable ce el p ertin ent e conve nio d e cola-
boración, que puede extenderse a la confección
y seguim iento de p rogra mas, la creació n de es-
cuela s depor tivas de distinto s niveles y la rea-
lización de tar eas de investigació n para soste-
ner científica y t écnicame nte los p rogram as
propios o los efectuados en colaboración.
”2. La Ad ministra ción de portiva de la G e-
ner alidad d ebe ap oyar la particip ación de los
dep ortist as cat alan es con discapa cidad es físicas,
psíqu icas y senso riale s en las co mpe ticione s de
alto nivel.”
DISPOSI CIÓ N A DIC IONA L
1. Se autor iza al G obie rno p ara apro bar, en
el pla zo máxim o de un a ño a par tir de la en tra da
en vigo r de la pre sente Ley, un t exto refun dido
de su conte nido y d el de la Ley 8/1988, de 7 de
abr il, del de port e.
2. La auto rizació n par a re fundir se ext iende
tam bién a la re gular ización , la aclar ación y la ar-
mon ización d el te xto le gal. A simismo, d icha a u-
tor ización facu lta pa ra intit ular los t ítulos, ca -
pítu los y art ículos de l texto único.
DISPOSI CIO NES F INA LES
Primera
Se facu lta al G obie rno y a l conseje ro o co n-
sejera competente por razón de la materia para
el de sarro llo re glame ntar io de lo est able cido en
la presente Ley en el plazo de un año.
Segunda
De ben h abilitar se los cré ditos p resup uesta -
rios n ecesar ios en e l dep arta ment o comp ete n-
te p or ra zón d e la m ate ria pa ra d ar cu mplimie n-
to a lo esta blecido en la p resen te Le y.
Tercera
La p rese nte L ey en tra en vigo r al d ía siguie nte
de su publica ción en el DO GC .
Por tant o, ord eno q ue to dos los ciu dada nos
a los q ue sea d e aplicació n esta Ley coop eren
en su cumplim ient o y que los tr ibun ales y au to-
rida des a lo s que corr espon da la haga n cump lir.
Pala cio de la Gen eralid ad, 30 de julio de 1999
JORD I P UJOL
Pre sident e de la Gen eralid ad de Cata luña
(99.210.052)
LEY
10/1999, de 30 de ju lio, sobre la ten encia de pe-
rros con siderados p otencialm ente peligroso s.
EL P RE SIDE NTE
DE L A G EN ERA LID AD DE CATA LU ÑA
Sea n otorio a todo s los ciudad anos qu e el
Parlamento de Cataluña ha aprobado y yo, en
nombre del Rey y de acuerdo con lo que esta-
blece el art ículo 33.2 d el E statu to d e au tono mía
de C atalu ña, pr omulgo la siguien te
LE Y
La L ey 3/1988, de 4 d e ma rzo, de pro tección
de lo s anima les, dispo ne en el ar tículo 5 q ue el
pose edor de un a nimal, sin perju icio de la res-
pon sabilida d sub sidiaria del p ropie tar io o pr o-
piet aria, e s resp onsa ble de los da ños, pe rjuicio s
y mole stias qu e ocasio ne a la s per sonas, co sas,
vías y esp acios púb licos y al med io nat ural en
gene ral, de a cuerdo con lo est ablecido en el
art ículo 1905 de l Código Civil.
La L ey 3/1994, de 20 de ab ril, de mod ificación
de la Ley 3/1988, de pro tección de lo s anim ales,
y el D ecret o 328/1998, de 24 de d iciemb re, p or el
que se re gula la iden tificació n y el r egistr o gen era l
de a nimale s de com pañía , que la desa rrolla , es-
tab lecen la obliga tor iedad de la iden tificación y
el cen so de lo s anim ales de compa ñía y, concr e-
tam ent e, dispo nen que los ayu nta mien tos de ben
ten er un registr o censa l de an imales d e comp a-
ñía y q ue lo s posee dor es de anim ales d omé sticos
de co mpañía están o bligados a inscribir a sus
anim ales en e l registr o censa l del mun icipio de
resid encia h abitu al del a nimal.
La L ey 10/1990, de 15 d e jun io, sobr e po licía
del e spectá culo, la s activid ades r ecre ativa s y los
esta blecimien tos púb licos, en el a rtículo 23.k
califica d e falta muy gr ave la r ealizació n de es-
pect áculos q ue in frinjan lo disp uesto en la Ley
3/1988, de p rote cción de los anim ales. A simis-
mo, e l artícu lo 20, ap arta dos 1 y 3, d e dich a Ley
hace refer encia a las co mpet encia s de la P olicía
Au ton ómica y d e las p olicías lo cales con resp ec-
to a los espe ctácu los y activid ade s recr eativa s y
los crit erios de actuació n de los a gentes a nte
cualq uier in fracción de la n orma tiva vigen te.
En los últim os tiem pos ha n tra scendid o a la
opin ión pú blica ca sos de perr os qu e, po r sus ca-
ract erística s físicas y de compo rta mient o, pue -
den consider arse po tencia lmente peligro sos y
que han protagonizado incidentes importantes,
desd e agr esion es muy gr aves a per sona s y a ot ros
anim ales, a caso s, incluso, d e part icipación en
pele as ilegale s de p erro s. Est os hech os, pr ovo-
cado s, básicam ent e, por que los pr opiet ario s de
esto s anima les rea lizan un uso ind ebido de los
mismo s, han cr ead o un a alar ma so cial qu e de be
recib ir una resp uest a efect iva de la A dmin istra-
ción.
Por lo tan to, la prese nte Ley, que tien e como
finalid ad re gular la ten encia de los p err os con-
sider ado s pote ncialm ent e pe ligroso s y, así, pode r
gara ntizar la segu rida d de los ciuda dan os y la d e
los de más an imale s, pret end e com pleme nta r el
mar co juríd ico en Cat aluña en m ate ria de segu-
rida d ciuda dana y de pr otecció n de lo s anima -
les ya r egulad os po r no rmat ivas sect oria les y las
dispo siciones q ue las d esarr ollan.
Ar tículo 1
Definición
Tiene n la co nsider ación de pe rro s pote ncial-
men te pe ligrosos, y le s es de a plicación la pre -
sent e Ley, aq uellos q ue p rese nten una o má s de
las siguie ntes cir cunsta ncias:
a) Perr os que han ten ido ep isodio s de agr e-
sione s a per sonas u otro s perr os.
b) Perr os que h an sido a diestr ados pa ra el
ata que y la defen sa.
c) Perro s que per ten ecen a una de la s siguien -
tes r azas o a sus cru ces: bullm astiff, d obe rman n,
dogo arge ntino , dogo de B urd eos, fila brasile iro,
mast ín napo litano, p it bull, de presa ca nario ,
rot tweiler, sta ffordsh ire y to sa japo nés.
Ar tículo 2
Med idas de segurid ad
1. En las vías p ública s, en las p art es com une s
de lo s inmue bles cole ctivos, en los tra nspor tes
púb licos y en lo s lugares y e spacios d e uso p ú-
blico e n gene ral, los p erro s a que se hace refe-
ren cia en el art ículo 1 d ebe n ir a tad os y pr ovistos
del co rrespo ndient e bozal, y e n ningún caso
pueden ser conducidos por menores de dieciséis
año s.
2. Las in stalacio nes qu e alb ergue n a lo s pe-
rro s pote ncialm ente peligr osos d eben ten er las
siguien tes car acte rísticas, a fin de evita r que los
anim ales salga n de las mism as y come tan dañ os
a te rcero s:
a) L as par ede s y vallas d eben ser su ficiente -
men te alt as y con sistent es y de ben e star fijadas
a fin d e sopo rta r el p eso y la p resió n de l anima l.
b) L as pu erta s de la s insta lacione s deb en se r
tan resiste nte s y efect ivas como el re sto d el con -
tor no y deb en diseñ arse pa ra evitar que los
anim ales pue dan d esencaja r o abr ir ellos m is-
mos lo s mecan ismos de segurid ad.
c) E l recinto debe estar co nvenie nteme nte
seña lizado con la adver tencia d e que h ay un
per ro de este t ipo.
Ar tículo 3
Registros
1. Cua ndo se tra te d e los p err os a q ue se hace
refe rencia en e l artícu lo 1, en el regist ro ce nsal
del a yunta mien to q ue co rresp ond a de ben e spe-
cificarse la raza y dem ás circu nsta ncias qu e sea n
det erm inant es de la po sible p eligro sidad de e stos
per ros.
2. En la base d e dato s de ide ntificación de
anim ales de comp añía d el re gistro ce nsal d e los