LEY 6/2000, de 19 de junio, de pensiones periódicas.

Sección:Disposiciones Generales
Rango de Ley:Ley
 
CONTENIDO
Dia ri Oficia l de la G ener alitat d e Cat alunya N úm. 3174 – 4.7.20008638
PRESIDENCIA
DE LA GE NERA LIDA D
LEY
6/2000, de 19 de ju nio, de p ension es periódicas.
EL PR ESID ENT E
DE L A GE NER ALI DAD DE C ATALU ÑA
Sea n otorio a todo s los ciudad anos qu e el
Parlamento de Cataluña ha aprobado y yo, en
nom bre d el Rey y d e acue rdo co n lo qu e esta -
blece el art ículo 33.2 d el E statu to d e au tono mía
de C atalu ña, pr omulgo la siguien te
LE Y
Preámbulo
El d erech o cata lán, a lo largo de su h istoria ,
ha co nocido diversa s institu cione s que h an su-
pue sto un a pr estació n de pensio nes p eriód icas
de ca rácte r ya se a pe rpet uo o indefin ido, ya sea
tem poral, d e índo le red imible o irredim ible, y
con n atura leza re al o de obligació n. Esta s ins-
titu ciones son , fundam entalme nte, el ce nso
enfit éutico , el cen so vitalicio , el cen sal y el vio-
lario .
La C omp ilación d el de rech o civil de Cat aluñ a
reco gió dicha s instit ucion es en los siguie ntes t ér-
mino s: el censo enfit éutico se de finió, b ajo la es-
tru ctura del do minio d ividido, p or las ca racte -
rística s de de rech o rea l, de d uració n ind efinid a
red imible a l ampa ro de la legislació n espe cial;
el vita licio, que era calificado de ce nso, a unqu e
se re gulaba en e l libro de las o bligacio nes y co n-
tra tos, co n cará cter tem por al e ir redim ible, sa lvo
que hubie ra m utuo acue rdo ; el censa l, configu-
rado como derecho de crédito, de duración in-
defin ida y re dimib le, y el vio lario, t amb ién co n-
ceptuado como derecho personal, temporal y
red imible.
La L ey 6/1990, de 16 d e ma rzo, d e los cen sos,
mod ernizó la re gulació n de la s pen sione s per ió-
dicas q ue tien en car ácter r eal y regu ló el vita -
licio com o censo , al reco noce r su con dición d e
der echo r eal vin culad o al cen so en fitéut ico, de l
cual se difere nciab a susta ncialm ente por el ca-
ráct er, inde finido, e n un caso, o temp ora l, en el
otr o, de la pensió n.
La p resen te L ey regu la el ce nsal y e l violario
par a acomo dar am bas figur as a la re alidad de
la sociedad catalana.
El ce nsal inco rpo ra la s nove dade s de r econ o-
cer co mo tít ulos co nstitu tivos lo s actos n o on e-
rosos y la posibilidad de redención parcial con
la ace ptació n del ce nsualist a.
El vio lario es la de nom inació n tr adicio nal co n
que se conoce la figura que su pone el pago de
una pen sión pe riód ica sin q ue se configu re co mo
derecho real y durante un tiempo que queda de-
ter minado por la dura ción de la vida de una o
más p erson as. Dich a figura , pues, se regula de
acue rdo co n los cr iterio s más a decu ados a l mo-
men to y con inspir ación en las lín eas d irect rices
del derecho comparado. Para hacer más patente
esta volunt ad de mode rnizació n, la L ey utiliza
preferentemente el nombre de “pensión vitali-
cia”, si b ien este términ o debe consider arse
abso lutam ente sinónim o de “ violario ”.
La p resent e Ley re gula la na turale za de la
pen sión vitalicia y sus clases. R egula su s efec-
tos y a dmite que los acre edo res o b ene ficiarios
de la pensió n pu eden ser d istinto s de la s per so-
nas so bre cuya vida se con stitu ye la p ensió n. Fija
las gar antía s de la obligació n, el p ago y las co n-
secue ncias q ue se d eriva n de su incu mplim iento ,
así com o las cau sas de e xtinción , de la pensió n
vitalicia.
Da da la esca sa regu lación d el violario , artí-
culos 334 y 335 d e la Co mpilació n del d erech o
civil de C atalu ña, ca si todo s los pr ecept os con -
tenidos en la presente Ley deben considerarse
inno vacion es intr odu cidas a fin de ade cuar, ta m-
bién en est e pun to, e l dere cho cat alán a la re a-
lidad de la so ciedad actua l.
CAPÍ TULO I
Disp osiciones gen erales
Ar tículo 1
L as pension es periódicas
1. Se rige n por la pr esent e Le y los der echo s
de cr édito a percibir una pe nsión pe riódica,
esta blecido s con car ácter indefin ido o vit ali-
cio.
2. Las p ension es per iódicas r egulad as en la
pre sente Ley p ued en su jeta rse a u na clá usula de
esta bilización mone taria de su va lor.
Ar tículo 2
L as clases de pensio nes periód icas
Los d erech os de cr édito de du ración inde fi-
nida a per cibir u na p ensión per iódica recibe n el
nom bre d e “ce nsales” y los qu e consist en e n la
per cepción de u na p ensión per iódica dur ante la
vida d e una o más p erson as re ciben e l nomb re
de “ violario ” o “p ensión vitalicia” .
CAPÍ TULO II
El cen sal
Ar tículo 3
El cen sal
El ce nsal con siste e n el de rech o de cr édit o a
per cibir y la con siguiente obligació n de pa gar
indefinidamente una pensión a una persona y
sus suce sores e n virtu d del ca pital r ecibido .
Ar tículo 4
L a constitució n
1. Los t ítulos d e con stitu ción de l censa l pue -
den ser:
a) E l cont rato .
b) L a don ación.
c) E l legado .
2. En caso de constit ución a t ítulo gr atuit o,
las at ribucio nes se efectú an a l censa tario con la
obliga ción de q ue pa gue la p ensión a l censua -
lista.
Ar tículo 5
L a form a de constitu ción
1. El ce nsal de be co nsta r en escrit ura púb lica,
de la misma fo rma que la s gara ntía s reale s que ,
en su caso, se e stab lezcan para asegu rar el pago
de la pensió n.
2. En el título de con stitució n, debe n cons-
tar la form a de pago de la p ensió n y su d eter mi-
nació n, así como las even tuale s garant ías, y, si
es de caráct er on eroso , debe consta r el cap ital
recibido.
Ar tículo 6
L as garantías
1. El ce nsal pu ede garan tizar se con fia nza o
hipo teca y p ued e con ten er p acto d e me jora par a
gara ntiza rlo o m ejor ar la gara ntía que se hu biese
esta blecido .
2. Las hip ote cas con stituid as en garan tía d el
censa l no pr escrib en m ient ras no pre scriba éste .
Sin em bargo , pue de pa ctar se la ext inción de la
hipo teca.
Ar tículo 7
El p acto de m ejora
1. Si se ha constit uido el censa l con p acto d e
mejo ra, el ce nsua lista, qu e es e l per cepto r de la
pen sión, no p uede e xigir, durant e el tiem po
estip ulado , o a fa lta de estip ulación , hast a des-
pué s de t ranscu rrid os cinco año s, la gar ant ía, con
fianza o hipo teca, o la mejo ra de la que hub ie-
se sido estab lecida.
2. Si el pa gador d e la pen sión incum ple el
pact o de m ejor a pu ede ser com pelid o a r estitu ir
el cap ital de l censal.
Ar tículo 8
El p ago de la pen sión
1. La pensión del censal debe pagarse por
anu alidad es ven cidas salvo que exista p acto en
cont ra.
2. Son de aplica ción a los cen sales la s norm as
de p ago de p ension es atra sadas r elativas a los
censo s.
Ar tículo 9
L a redención del censal
1. El ce nsatar io pued e extingu ir el censa l
med iante la red enció n. A t al fin de be r etor nar
el imp orte d el capit al con e l que se constitu yó
y deb e estar al día d e las pe nsione s que h ayan
vencido. Sin embargo, puede pactarse que el
censa l sea ir redim ible, p ero sólo t emp ora lmen te,
con a plicación de los lím ites esta blecido s para
los cen sos.
2. En los censa les cre ado s a tít ulo gr atuit o sin
expr esión d el capit al, la de term inación del ca-
pita l, a efecto s de re denció n, se obt iene a par-
tir d e la capit alización d e la pen sión inicia l al
pre cio del din ero e n el mo ment o de su co nsti-
tució n.
3. La re denció n parcia l del cen sal requ iere
la con formid ad de l censua lista.
CAPÍ TULO III
L a pensión vitalicia
Ar tículo 10
L a pensión vitalicia
El vio lario o p ensión vitalicia co nsiste en el
der echo d e créd ito a p ercib ir y la con siguient e
obliga ción de p agar un a pen sión per iódica en
dine ro, dur ante el tiem po de finido po r la vida
de u na o má s person as que e stén vivas e n el
mom ento de su co nstitu ción.
Ar tículo 11
L a constitució n
1. La pe nsión vit alicia pue de con stituirse a
títu lo oner oso, en cuyo caso tiene como cau sa
la pe rcepció n de un capita l en bie nes mu ebles
o inm uebles, o a título gratuit o, en cu yo caso
tien e como causa la mera libera lidad.
2. Cuan do la pensió n vitalicia se const ituye
a tít ulo gra tuit o, le so n de a plicació n las n orma s
sobr e dona ciones y lega dos. El co nstitu yente
pue de d eter mina r exp resa men te e n el mo men to
de la const itución que el be neficia rio n o la p ued e
tra nsmitir.
8638 DISPOSICIONES D OGC 3174 – 4.7.2000
Dia ri Oficia l de la G ener alitat d e Cat alunya N úm. 3174 – 4.7.2000 8639
3. Cua ndo la p ensión se constit uye a tít ulo
one roso, e l tran smite nte q ueda obliga do al sa -
nea mient o en lo s mismo s térm inos qu e el ve n-
dedor.
Ar tículo 12
L a duración
1. La p ensión vit alicia pue de const ituirse
sobr e la vida d el deud or o la p ersona que se
obliga a su pago, del acreedor o beneficiario, de
quie n even tua lmen te e ntre ga el ca pita l o de una
tercera persona o más. No puede constituirse un
violar io o pe nsión vitalicia sobr e la e xistencia de
una persona jurídica por un tiempo superior a
treinta años.
2. Si la pe nsión se const ituye sobre la vida de
varia s perso nas, e l der echo a per cibirla íntegr a-
men te sub siste ha sta la de función de la ú ltima
de dichas personas.
3. En caso de d uda sob re la d uración de la
pen sión vita licia se en tien de qu e es po r la vid a
del acreedor.
Ar tículo 13
L os acreedores o benef iciarios de la pen sión v i-
talicia
1. Los a creed ore s o ben eficiar ios de la pen -
sión vit alicia pue den ser cualquie r perso na o
per sonas, a sí como los conce bido s y no n acidos
en e l mome nto d e su con stitució n.
2. No e s necesar io que e l acree dor o b ene-
ficiario sea qu ien, en su caso, e ntre gue e l capi-
tal o precio .
3. El a creed or o b eneficia rio p uede ser un a
persona distinta de la persona o personas sobre
cuya vid a se const ituye la p ensión. E n dicho
caso, si e l acreed or o be neficiar io prem uere a
dicha s perso nas, t ransm ite e l dere cho a co bra r
la pe nsión vita licia a sus he reder os, hasta la
extin ción de los mismo s.
4. Cua ndo la pen sión se h a con stituid o a fa -
vor de una pluralidad de acreedores o bene-
ficiario s, la design ación p ued e ser sim ultán ea
o suce siva. Si la de signación es simult áne a, la
par te o cu ota d e cad a una de las p erso nas qu e
fallezca increm enta la de la s demá s. Si la de-
signació n es suce siva, se ap lican la s limitacio -
nes e stablecid as para la sustitució n fideico-
misar ia.
5. Cuan do la pen sión se const ituye a favor de
una tercer a per sona d istinta de la q ue ent rega
el pr ecio o capit al, la de signació n de l ben eficiar io
puede revocarse antes de ser aceptada. En tal
caso y t amb ién e n el de ren uncia del b ene ficiario ,
salvo q ue exista una p erson a sustit uta, la p en-
sión se paga a quien entr egó el ca pital.
Ar tículo 14
El p ago de la pen sión
1. Las p ensione s se paga n en la forma co n-
venid a en el t ítulo d e constit ución y, en su de-
fecto , por a nticip ado y en e l domicilio del a cree -
dor.
2. La p ensión co rrespo ndient e al per íodo
den tro d el cua l se ha prod ucido la de función de
la pe rsona o de la últim a de la s perso nas sob re
cuya vid a se ha bía con stituid o la p ensión debe
pagarse íntegramente.
3. En caso de duda so bre la perio dicidad de
la pe nsión , se esta rá a la de los pa gos efe ctuad os.
Ar tículo 15
El in cump limiento y las garantías
1. El a creedo r o ben eficiario de la pe nsión
tien e acción par a recla mar las pe nsione s venci-
das y n o satisfe chas. L a re clamació n de las pen -
sione s exige la acr edita ción de q ue la p ersona
en r elación con la q ue se constit uyó la p ensió n
está viva.
2. En ca so de im pago re itera do de la s pen-
sione s, tamb ién p ued e solicita rse a la au torid ad
judicia l que se ado pten les me dida s de gar ant ía
nece saria s par a asegu rar el pa go de las pe nsion es
futu ras.
3. La p ensión vitalicia pue de ase gura rse m e-
dian te gar antía real. E n dich o caso d ebe co ns-
titu irse en escritu ra pú blica.
4. Es válid o el pa cto exp reso de resolu ción
del co ntra to d e con stitució n a t ítulo o ner oso d e
la pe nsión vit alicia p or fa lta de pago de las p en-
sione s. La reso lución de finitiva de l contra to
supo ne la r estit ución d el cap ital o precio ent re-
gado previa ment e.
Ar tículo 16
L a extinción
1. El de rech o a la p ensión vitalicia se extin -
gue p or:
a) L a muer te de la s perso nas en r elación a
cuyas vid as se h abía co nstit uido , excep to cu and o
el deudor o la persona obligada al pago hayan
sido co ndena dos por senten cia firme p or su
par ticipa ción e n la cau sación de la citad a mu ert e.
En tal caso , y sin pe rjuicio de la r espo nsab ilidad
civil exigible , subsiste ínte gro el d erech o a p er-
cibir la pensió n pa ra el b eneficia rio o sus suce-
sore s, por to da la vid a de ést e o ésto s o por el
tiem po qu e les qu ede h asta lle gar a la edad de
noventa años.
b) La rede nción, q ue pue de te ner e fecto, a
volun tad d el pa gado r de la pen sión si e stá al d ía
del p ago de las pensio nes ven cidas, con la res-
titu ción ínt egra d el capit al o pr ecio.
2. Es n ula la pe nsión vita licia constit uida
sobr e la vida de u na p erson a falle cida a la fecha
del otorgamiento o que sufra una enfermedad
que puede llegar a causarle la muerte durante
los do s meses siguie ntes a la fecha de su con s-
titución.
3. De la rest itución del cap ital, cau sada por
el imp ago de las pe nsion es, en n ingún caso p ue-
de a prove charse la perso na ob ligada a satisfa-
cer d ichas pe nsione s.
DISPOSI CIÓN TRA NSITO RIA
Los ce nsales y lo s violario s const ituido s con
ant erior idad a la e ntr ada e n vigor de la pre sente
Ley se rigen p or la s dispo siciones q ue le s son d e
aplica ción, cont enidas e n la Com pilación d el
der echo civil d e Cat aluña .
DISPOSI CION ES FIN ALE S
Primera
Derech o vigente
Qu edan su stituido s por lo s precep tos de la
pre sente Ley lo s artícu los 330 a 335 d e la Co m-
pilació n del d erech o civil de C atalu ña.
Segunda
En trada en vigo r
La p resent e Ley en trará en vigor a los dos
mese s de su pu blicación en el D iari Oficial d e
la Gen eralitat de Catalun ya.
Por tant o, ord eno que t odo s los ciuda dan os
a los q ue sea de ap licación esta L ey coop eren
en su cumplim iento y que lo s trib unale s y au-
tor idade s a los q ue cor resp onda la ha gan cum -
plir.
Pala cio de la Gen eralid ad, 19 d e junio de 2000
JORD I PU JOL
Pre sident e de la Gen eralid ad de Cata luña
NÚRI A DE GI SPERT I CATALÀ
Con sejera de Ju sticia
(00.168.004)
LEY
7/2000, de 19 de ju nio, de m od ificación de la L ey
5/1985, de 16 de ab ril, de creación d el Centro de
Inf ormació n y Desarro llo Em presarial, y d e la
L ey 23/1984, de 28 de n oviem bre, del L ab orato-
rio G eneral de E nsayos e I nvestigacion es.
EL P RESID ENT E
DE LA GE NER ALID AD DE C ATALU ÑA
Sea notorio a todos los ciudadanos que el
Par lamen to de Cata luña h a apr obad o y yo, en
nom bre d el Rey y d e acue rdo co n lo qu e esta -
blece el art ículo 33.2 d el E statu to d e au tono mía
de C atalu ña, pr omulgo la siguien te
LE Y
Preámbulo
La L ey 5/1985, de 16 d e ab ril, de creació n de l
Cen tro d e In forma ción y D esar rollo Emp resa -
rial, co nfigura este centr o com o ent idad de de -
recho público, con personalidad jurídica propia,
cuya a ctividad e stá sujet a al régim en jur ídico
priva do. D icha Ley re gula su s funcio nes y e stru c-
tur a orgán ica, inte grada p or el co nsejo re ctor,
el com ité ejecu tivo y el dir ector o directo ra,
regu lando tamb ién su r égimen financie ro y de
personal.
El C entr o de Infor mació n y De sarr ollo E m-
pre sarial ( Cidem ) ha e mpre ndido una nueva
activid ad qu e pre ten de logr ar, com o elem ent o
fund amen tal, la m ejora del n ivel de co mpet i-
tivida d del t ejido empr esar ial cata lán, m edian -
te la poten ciación de la innova ción tecn oló-
gica y la p articip ación en nu evos inst rum ento s
de fin anciación para em presas co n elevad o
cont enido tecno lógico. Co n est e obje tivo, re -
sulta necesa ria la m odificació n de d icha Le y,
a fin d e ada ptar la deno minació n del C entr o
de I nformació n y Desa rrollo E mpresa rial
(Cid em) a su nueva actividad , la posib ilidad
de cr ear e ntida des d e capit al riesgo , y no sólo
de so ciedades co mo hast a el mom ento, a sí
como autor izar al G obie rno pa ra qu e pue da
mod ificar, med iante decr eto, lo s aspect os fun -
ciona les de la act ividad y com posición d el
comit é ejecut ivo.
Por otro la do, la Le y 23/1984, de 28 de n o-
viemb re, con figura e l Labo rato rio G ener al de
En sayos e In vestigacion es como e ntidad d e
der echo p úblico , con p erson alida d jur ídica pr o-
pia, cu ya activida d está sujeta a l régime n jurí-
dico p rivado . Dich a Le y regu la, en p rime r luga r,
las fun ciones d el Lab ora torio , relat ivas a co la-
bor ar con la indust ria, med iante e nsayos e in-
vestiga cione s; en segu ndo lugar, re gula su estr uc-
tur a orgán ica, constit uida por el consejo de
adm inistració n, el con sejo aseso r y el dir ector